Tres consejos claves para superar una ruptura amorosa

Para comenzar, hay que entender cuál es el proceso que ocurre cuando terminamos con alguien, este puede ser más intenso o menor dependiendo de la cantidad de tiempo que estuviste con esa persona y la intensidad de la emoción, pero ojo, no es determinante. Hay personas que no quizá no estaban directamente con la persona, sin embargo el recuerdo, la expectativa de él/ella les hace luchar con más fuerza. 

Toma en cuenta que la persona con la que estabas no es especial, sino que tú la hiciste especial, tú le pusiste cosas y quizá muchas realmente no existen en él. No necesariamente las personas que elegimos tienen que cumplir con nuestras expectativas y al no hacerlo es parte de ese duelo, lo que duele es todo lo que depositaste en esa persona; y muchas veces sentimos que nadie más va a tener lo que él tenía.

El que no puedas olvidarlo es un síntoma, la verdadera enfermedad es que las cosas están en desequilibrio en ti y que gracias a esta pérdida se vuelven aún más grandes. Así que, terminar con alguien es muchas veces una gran oportunidad para redefinir tu vida y darte cuenta qué es lo que estás haciendo positivo o negativo para tu bienestar.

En el cerebro, la experiencia de una ruptura amorosa es similar a vivir la pérdida de alguien querido por fallecimiento, de modo que si te está doliendo es importante. No se trata de que él se quedó con tu amor y él tiene el poder, se trata de que te des cuenta que si este dolor es tan profundo es porque es un síntoma, es parte de algo que necesitas seguir revisando y transformar tu vida. Hay que intentar vivir cada etapa de este duelo de la manera más sana y vivencial posible, la mayoría de las personas que no terminan con un ex es porque no quieren aceptar la pérdida, sumirse en ese grado de desconsuelo, atreverse a sentir. 

El paso más importante y valiente es atreverte a SENTIR si tienes ganas de llorar, hazlo, de enojarte, enojate; hay algo que te duele y te lastima, por qué no expresarlo. ¿De qué te sirve ser fuerte cuando eres infeliz? Da ese primer paso y ayúdate a sentir. Permítete sentir porque la frialdad extrema habla de una polaridad de emociones; después vendrá esa otra etapa, pero todo lo que sientas es válido y todo lo que puedas expresar, será un gran avance para  que tu duelo comience su proceso. No te escapes.

¡SÍGUEME EN MIS REDES SOCIALES!